La empresa Schneider Electric en el último año ha decidido apostar por la implementación de la manufactura aditiva durante sus operaciones en todo el mundo. A través de este proyecto denominado «Smart Factory», la empresa está poniendo en marcha una estrategia basada en tecnologías de vanguardia y en las ventajas del Internet industrial de las cosas (IIoT) para optimizar los procesos. La iniciativa, diseñada para mejorar la eficacia operativa y reducir los costos para sus clientes. El objetivo es que cada planta asuma el desafío de abrir las puertas a la innovación e impulsar la transformación digital.

Schneider Electric obtiene el premio Smart Factory por acelerar la transformación digital, usando piezas fabricadas a través de la tecnología FDM de Stratasys


Una de las plantas en España, ha adoptado la manufactura aditiva FDM de Stratasys en todo su proceso de producción y por ello han ganado recientemente el premio «Smart Factory» de Schneider Electric que reconoce la aceleración de la transformación Industrial 4.0 de la planta, con un gran volumen de herramental para fabricación impresas en 3D, el considerable ahorro de tiempo y costos conseguidos, y las eficiencias de la cadena de suministro recientemente optimizadas.


Manuel Otamendi, responsable de Industrialización y mantenimiento, Cadena de suministro mundial, de la planta de Schneider Electric en Puente la Reina España declaró.

 

”Durante el año pasado, hemos notado en nuestros procesos que la manufactura aditiva FDM de Stratasys nos ha permitido ahorrar cerca de 20 000 € solo en la producción de herramientas de línea de ensamble, amortizando con creces nuestra inversión inicial en la impresora 3D F170, con esta tecnología podemos fabricar nuevo herramental de producción en solo un día, mientras que anteriormente necesitábamos una semana como mínimo. Esto reduce significativamente nuestra dependencia de los proveedores y nos da un control mucho mayor sobre la producción de herramientas, lo que ha aumentado la flexibilidad global de nuestro proceso de fabricación y acelerado el tiempo de comercialización de muchos productos”.

Schneider Electric en el último año ha decidido apostar por la implementación de la manufactura aditiva durante sus operaciones en todo el mundo
Optimización de la producción de herramental en la fábrica


Adquirida a través del colaborador local de Stratasys, Pixel Sistemas, la impresora 3D de nivel industrial F170 de Stratasys de Schneider Electric se emplea en diversas aplicaciones que incluyen la fabricación de herramental, guías, fixtures , pinzas robóticas y otras herramientas de brazos para la línea de ensamble. Anteriormente, la fabricación de estas piezas se sub contrataba a terceros que utilizaban costosos procesos de mecanizado por CNC o moldeo por inyección. La F170, se ha convertido en el principal motor de la fábrica en la planta de España, produciendo más de cien nuevos diseños de herramientas de producción al año.


Un ejemplo de esto es la fabricación de pinzas para brazos de robot para la línea de ensamble. Gracias a su impresora 3D F170, Schneider Electric ha desarrollado nuevas aplicaciones para las pinzas, lo que le ha permitido mejorar el rendimiento de los robots y garantizar un mayor ahorro.


Digitalización de operaciones para mejorar la eficacia


El considerable ahorro de costos y la simplificación del trabajo de producción que hemos conseguido con la integración de manufactura aditiva FDM de Stratasys, han tenido un efecto positivo en la eficiencia de operación de la planta y en la reducción de los tiempos de comercialización en áreas clave.


Fuente: Stratasys

 

 

Pin It